+34 611 574 950
info@sefservices.es

¿Y si la vida te diera otra oportunidad?

¿Y si la vida te diera otra oportunidad?

Crecimiento

¿Te has planteado cómo será la vida de personas a las que la vida les dio una segunda oportunidad? ¿Qué valores tienen? ¿Cuál es su nueva actitud frente a la vida? ¿Cómo se anteponen a las dificultades? Analicemos qué cambiaría en tu vida si la vida te diera otra oportunidad.

Hace poco pensaba en aquel día que, con 6 años, un coche estuvo a punto de atropellarme. Bueno, tan a punto que una rueda pasó por encima de uno de mis pies. Sí, tuve mucha suerte. Fui a cruzar la calle corriendo y con tal acierto que paré justo antes de ponerme delante del coche. El conductor pegó un frenazo y la inercia del coche hizo que la rueda izquierda pasara pon encima de mi pie izquierdo. No me pasó nada. Sólo lloraba por el susto y por ver a mis padres histéricos pero no me dolía nada. Aún así, mis padres dieron las gracias al conductor por parar a tiempo y evitar males mayores. ¡Aquel día también supe de la resistencia de los huesos de mis pies!

Bueno, pues esta historia que recuerdo perfectamente, me sirve a veces de motor y de impulso. Creo que todos (o la mayoría) hemos estado en alguna situación de peligro. Nos anclamos a situaciones de peligro para evitarlas y no poner en riesgo nuestra integridad física; como por ejemplo, no asomarnos en sitios de mucha altura, no pasar muchas horas sin comer o sin beber agua, ese sudor frío cuando no encontramos el móvil o la cartera, o salir de casa con un 10% de batería ¡y sin cargador!. Da igual lo banal que sea. Tenemos un escudo protector que no nos permite relajarnos.

¿Qué tal si cogemos ese momento de miedo y lo aprovechamos para que sea la energía de nuestra acción?
No te quedes frenado por miedos y fantasmas que sólo existen en tu mente. Avanza y no te pares. Lucha por lo que eres y por lo que quieres. Si eres tú el o la que está a punto de ser atropellado/a (no sabemos si con la misma fortuna que mi yo de 6 años), ¿seguirías haciendo lo que haces? ¿De repente, tienes claro cómo pondrías solución a muchas cosas? ¿Sabrías perfectamente en qué quieres invertir tu tiempo? ¿Sería el momento de luchar por conseguir tu propósito? ¿Seguirías más tu instinto y tu pasión que la razón? 

No te rindas. Te arriesgas a hacerlo una hora antes del milagro.

Proverbio árabe

Si tienes las respuestas pero no el CÓMO es normal. No te preocupes. Por eso estamos aquí. Para colaborar entre personas y alumbrar allá donde otros no han mirado aún. Para proponer estrategias entre todos, sugerir, compartir, cooperar y construir personas más completas pero sobre todo más humanas.  

 

Deja una respuesta